El hombre invisible gracias a los calamares

Investigadores encuentran la forma de crear células que se camuflan igual a como lo hacen los calamares, los pulpos o las sepias.

Los pulpos, los calamares y otras criaturas marinas pueden realizar un acto de desaparición mediante el uso de tejidos especializados en sus cuerpos para manipular la transmisión y el reflejo de la luz.

Los investigadores de la Universidad de California en Irvine han diseñado células humanas para que tengan características similares.

En la revista Nature los científicos describieron cómo se inspiraron en la piel de los cefalópodos para dotar a las células de mamíferos de transparencia ajustable y características de dispersión de la luz.

 «Nuestro proyecto se centra en el diseño y la ingeniería de sistemas y tejidos celulares con propiedades controlables para transmitir, reflejar y absorber la luz», dijo el autor principal Atrouli Chatterjee, estudiante de doctorado en ingeniería química y biomolecular de la UCI.

Los investigadores se centraron en una especie particular de calamar llamada Doryteuthis opalescens, que puede cambiar una franja a lo largo de su cuerpo de blanco a transparente.

Esta franja está compuesta de células reflectantes llamadas leucóforos, que a su vez contienen partículas llamadas leucosomas que están formadas por proteínas reflectinas.

En conjunto, esta estructura es lo que permite a los calamares dispersar la luz, produciendo camuflaje iridiscente.

En sus experimentos, los investigadores cultivaron células de riñón embrionario humano y las modificaron genéticamente para expresar reflectina.

fuente: UCI

Descubrieron que la proteína se uniría en partículas en el citoplasma de las células en una disposición desordenada.

También vieron a través de microscopía óptica y espectroscopía que las estructuras basadas en reflectina introducidas causaron que las células cambiaran su dispersión de luz.

En una inspección más cercana, se observó que las proteínas se reunían en partículas dentro de las células, alterando la forma en que dispersaban la luz.

«Este proyecto demostró que es posible desarrollar células humanas con propiedades ópticas de respuesta a estímulos inspiradas en leucóforos de cefalópodos, y muestra que estas increíbles proteínas reflectina pueden mantener sus propiedades en entornos celulares extraños», afirmó Alon Gorodetsky, coautor del estudio.

Comparte en tus redes sociales.

Arman

Mi nombre es Armando, me considero un Todologo o Maker en inglés, me encanta el diseño 3D y la tecnología de impresión 3D, crear videjuegos la edición de videos y el VFX. me fascina estar al día en ciencia y tecnología.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *