¡Más cerca de encontrar la cura para el cáncer!

Reactivar el gen de autodestrucción en células cancerosas agresivas podría ser posible a través de un nuevo compuesto sintético.

Científicos de la Universidad de Ciencias de Tokio lograron sintetizar FE399un compuesto anticancerígeno que se encuentra en una especie de hongo filamentoso llamado Ascochyta, el cual se encuentra naturalmente afectando cultivos alimentarios comunes como los cereales.

Las células cancerosas usan una técnica especial para propagarse: eliminan su gen de “muerte programada” a través de la mutación, “olvidan” morir cuando termina su vida y continúan creciendo.

Todas las células del cuerpo humano tienen una cierta vida útil, durante la cual realizan sus tareas esenciales. Al final de esta vida útil mueren debido a una programación en sus genes a través de un proceso llamado apoptosis, el cual hace que se autodestruyan con el fin de dar paso a las células frescas, jóvenes y sanas para reemplazarlas.

Las mutaciones en un gen especial llamado p53 a veces pueden interferir con este proceso, pueden desactivar el gen de la apoptosis, lo que resulta en células “zombies” que se niegan a morir y continúan multiplicándose, diseminando el gen desactivado y reemplazando las células sanas con tumores inmortales y de rápido crecimiento.

Esta es la enfermedad que llamamos cáncer, y toma muchas formas dependiendo de qué células del cuerpo desarrollan las mutaciones.

El compuesto fúngico FE399 es capaz de rearmar el gen de autodestrucción en ciertas células cancerosas y los científicos lograron producirlo artificialmente en cantidades comercializables, proporcionando una estrategia terapéutica potencial contra el cáncer.

Los resultados de sus extensos estudios serán publicado en el European Journal of Organic Chemistry.

Ascochyta
Foto en Wikipedia, la enciclopedia libre.

Antecedentes:

A pesar de la promesa de un poderoso medicamento contra el cáncer, la investigación para extraer el FE399 se había detenido debido a que no era fácil de obtener naturalmente por una variedad de complejidades químicas.

Sin embargo, la promesa de un nuevo tratamiento contra el cáncer fue tentadora, y el profesor Isamu Shiina, junto con el Dr. Takayuki Tonoi y su equipo, aceptaron el desafío

«Queríamos crear un compuesto de plomo que pudiera tratar el cáncer de colon, y nuestro objetivo era hacerlo a través de la síntesis total de FE399», dijo el profesor Shiina.

El equipo fue recompensado por sus esfuerzos cuando en un gran avance, sus estudios de espectrometría de masas y resonancia magnética nuclear confirmaron que un trío de manchas en una placa mostraba una firma química idéntica a la fórmula conocida de FE399, lo que significaba que podían recrear con éxito FE399 sintéticamente.

Los Resultados

Se descubrió que su técnica tenía un rendimiento general del 20%, lo cual es bastante prometedor para futuros planes de producción a gran escala. 

«Esperamos que este compuesto recién producido pueda proporcionar una opción de tratamiento sin precedentes para pacientes con cáncer colorrectal. Mejorar los resultados generales de la enfermedad y, en última instancia, mejorar su calidad de vida», afirmó el profesor Shiina.

Se necesita más investigación para probar la eficiencia de FE399 en el tratamiento de otros cánceres sólidos y de sangre. 

Antes de la producción en masa, será necesario evaluar las actividades biológicas y la estructura de la molécula de FE399. 

Pero por ahora, el equipo de la Universidad de Ciencias de Tokio está encantado con sus hallazgos y está seguro de que su investigación ayudará a mejorar los tratamientos y terapias para pacientes con cáncer colorrectal.

Comparte en tus redes sociales.

shloren

Comunicadora Social y Diseñadora 3D. Me apasiona la investigación de diferentes temas. Las tecnologías disruptivas y los proyectos que contribuyen a los cambios positivos para nuestro medio ambiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *