Un motor de iones contra asteroides que amenacen a la tierra.

La NASA junto con la oficina de coordinación de defensa planetaria (PDCO – en inglés) han desarrollado la misión de prueba de redireccionamiento doble de asteroides (DART – en inglés), con el fin de hacer pruebas para desviar asteroides potencialmente peligrosos para la vida en el planeta tierra.

La misión DART está programada para ser enviada el 22 de julio de 2021 y se dirigirá al pequeño sistema de asteroides binarios llamado Didymos (o 65803 Didymos). Este doble sistema de asteroides no representa una amenaza para la Tierra pero servirán como laboratorio de pruebas.

Fuente: NASA

El más grande del par, llamado Didymos A, tiene unos 780 metros (2560 pies) de diámetro, mientras que el más pequeño, Didymos B, tiene solo unos 160 metros (535 pies). DART se estrellará contra Didymos B porque tiene el tamaño típico de un asteroide que podría amenazar a la Tierra.

Se espera que el impacto cambie la velocidad orbital de Didymos B en aproximadamente medio milímetro por segundo. Eso cambiará su período de rotación en una cantidad lo suficientemente grande como para que los telescopios terrestres lo detecten. También dejará un cráter en la superficie del asteroide, de unos 20 m (66 pies) de ancho.

DART tiene mucho espacio que cubrir para llegar a Didymos. Después de su lanzamiento, alcanzará su objetivo el 22 de septiembre de 2021, cuando el asteroide binario se encuentre a 11 millones de kilómetros (6,8 millones de millas) de la Tierra.

Cuando DART llegue al asteroide binario Didymos, tendrá algo de compañía: la Agencia Espacial Italiana está proporcionando LICIA (Light Italian CubeSat for Imaging of Asteroids) para la misión. LICIA son 6 cubesats que se separarán de DART antes del impacto con Didymos B, con el fin de capturarar imágenes del impacto y los escombros expulsados ​​de la colisión para transmitirlos de regreso a la Tierra.

Para llegar allí, dependerá de un potente motor de iones llamado Evolutionary Xenon Thruster — Commercial (NEXT-C) de la NASA.

Fuente: NASA

El motor viene en dos componentes principales: el propulsor y la unidad de procesamiento de energía (PPU). El propulsor se sometió a pruebas de vibración, vacío térmico y rendimiento antes de integrarse con su PPU. También fue sometido a condiciones de vuelo espacial simuladas: la vibración extrema durante el lanzamiento y el frío extremo del espacio.

NEXT-C es un motor muy potente en términos de unidades de iones, es una unidad muy poderosa. Es aproximadamente tres veces más potente que las unidades de iones NSTAR en la nave espacial DAWN y Deep Space One de la NASA.

Fuente: NASA

NEXT-C puede producir 6,9 kW de potencia de empuje y 236 mN de empuje. Hasta el momento el motor ha producido el mayor impulso total frente a otros motores de iones: 17 MN · s. También tiene un impulso específico, que es una medida de qué tan eficientemente usa el propulsor, de 4,190 segundos, en comparación con los 3,120 de NSTAR.

En este enlace puede encontrar mayor información.

Comparte en tus redes sociales.

Arman

Mi nombre es Armando, me considero un Todologo o Maker en inglés, me encanta el diseño 3D y la tecnología de impresión 3D, crear videjuegos la edición de videos y el VFX. me fascina estar al día en ciencia y tecnología.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *